MAUD WAGNER

Hay muchos mitos alrededor de los tatuajes, ya habrás escuchado a tus abuelos o padres decir que solo son para personas del “mal vivir”, que te quedarás “marcado para siempre”, o que solo son una moda pasajera. Como comprenderás, nada de eso es cierto. 

Uno de los mitos más grandes y sexistas es decir que tatuar siempre ha sido profesión para hombres. Maud Wagner rompió con esta percepción parametrada, a principios del siglo XX, una época en las que las mujeres no podían ni votar en los Estados Unidos. Una heroína. 

Maud nació en 1877, en Kansas. Fue conocida como “The Inked Woman”. Vivir durante la época victoriana no detuvo su pasión por los tatuajes. Le importó muy poco el “qué dirán”, pues no solo llevaba tatuajes sino que también aprendió el arte de tatuar. Trabajaba como contorsionista y trapecista en el circo. Así conocío a Gus Wagner, un famoso tatuador del estilo hand-poked de la época. 

 

En 1904, Gus la invitó a una cita y ella aceptó con una condición: que le diera una clase para aprender a tatuar. Por supuesto que no fue solo una cita y una clase. Se convirtieron en una poderosa pareja de tatuados y tatuadores, a quienes invitaban a todo tipo de feria y parques alrededor del país. Su hija Lotteva es una de las tatuadoras más jóvenes de la historia: su primer tatuaje lo hizo a los 9 años, bajo la supervisión de sus padres. 

Algunos tatuajes en el cuerpo de Maud fueron: monos, serpientes, leones, mariposas. La máquina de tatuar existía desde 1891, pero los Wagner quisieron seguir con el estilo hand-poked. Eso sí, para esos tiempos, la gente quedaba impactada cuando los veía caminar de la mano en la calle. No por curiosidad, sino por miedo o hasta los tildaban de inmorales. Sobre todo a Maud. Porque una señorita de su casa no debe… #YaSiénteseSeñor.

Gracias a Maud, ahora miles de artistas tatuadoras se abren paso, como la gran Kat Von D , pero hay miles de ellas que son geniales, tanto que para sacar una hora con ellas muchos esperan meses, o atraviesan continentes para ir a sus estudios. Hay muchas maneras de romper con los prejuicios, y ser una mujer tatuada o mejor aún, ser una artista tatuadora es una manera súper cool de manifestarlo. 

Coméntanos cuáles son tus tatuadoras favoritas y por qué, ¡que se vuelvan tendencia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?